La comunicación intercultural posee características especiales que pueden ayudar a crear una atmósfera que promueva la cooperación y el entendimiento entre las diferentes culturas, ya que posee una serie de características particulares como son la sensibilidad a las diferencias culturales y una apreciación de la singularidad cultural; la tolerancia para las conductas de comunicación ambiguas; el deseo de aceptar lo inesperado y la flexibilidad para cambiar o adoptar alternativas.

La comunicación intercultural tiene diferentes definiciones y conceptos; pero podríamos decir que los estudios sobre comunicación intercultural incluyen las tradiciones y las preocupaciones contemporáneas tanto de las ciencias sociales como de las humanas. Tradicionalmente, los estudiosos de la comunicación han hecho hincapié en el aspecto cultural en vez de hacerlo en el aspecto de comunicación de los contactos interculturales. Los estudios actuales, sin embargo, ya consideran de gran importancia el lado dinámico de los encuentros. Sarbaugh afirma que la comunicación se dificulta y disminuye su eficacia conforme la heterogeneidad de los participantes se incremente; Gudyukunst considera que el proceso fundamental de la comunicación es el mismo siempre que un individuo se comunica con un extraño, pero si uno de ellos proviene de una cultura nacional diferente, se debe tomar en consideración el efecto cultural de sus respectivas conductas.

Así, podemos concluir que la comunicación intercultural es un proceso de interacción simbólica que incluye a individuos y grupos que poseen diferencias culturales reconocidas en las percepciones y formas de conducta, de tal forma que esas variaciones afectarán significativamente la forma y el resultado del encuentro.

Los dos elementos conceptuales de la comunicación intercultural son la comunicación y la cultura: La cultura proporciona el contexto adecuado para que surja la comunicación; pero, a su vez, la cultura no depende de la comunicación para su iniciación, cambio y transmisión.

En la comunicación participan una serie de variables culturales, como son el idioma, los códigos no verbales, la concepción del mundo, el rol que se desempeña en las relaciones u los patrones de pensamiento.

A través de las prácticas de la comunicación intercultural se puede llegar a mejorar las relaciones entre las personas en un entorno intercultural. Algunas pautas para mejorar las habilidades en las situaciones interculturales pueden ser conocer la cultura propia (lo que nos ayuda a entender mejor las otras culturas); evitar las generalizaciones acerca de otras culturas; aceptar el principio de la relatividad cultural y adoptar una actitud abierta hacia el cambio.

Coro Marín

comunicacion interculturalGráfico 1: Mapa conceptual sobre la COMUNICACIÓN INTERCULTURAL Y SUS CONCEPTOS BÁSICOS